RU EN FR ES

Artículos

2394
Ciencia nueva - a las instituciones de educación superior, que se renuevan

En las condiciones de modernización de la educación rusa, surge de una manera nueva, la cuestión de correspondencia de la calidad de educación y ciencia de instituciones de educación superior a los desafíos del tiempo. En la situación de la inestabilidad económica mundial, después de un período prolongado de dominio de fenómenos de crisis, en prácticamente, todas las esferas de vida de nuestro país, Rusia necesita tecnologías progresivas, las cuales pueden crearse y realizarse, tan sólo por especialistas de alta calificación, quienes reciben instrucción profesional innovadora, no sólo ade-cuada al nivel contemporáneo de educación en países principales del mundo, sino también, más adelantada. Exactamente, por eso la tarea de renovación de la educación y de la ciencia, apertura de nuevas perspectivas para su desarrollo, se considera la más importante por el Ministerio de educación y ciencia de Rusia.
En el Concepto de desarrollo socio-económico, de largo plazo, de la Federación Rusa, para el período hasta el año 2020, se determina que la parte de la economía de conocimientos y del sector de alta tecnología en el producto interno bruto, no puede ser menos del 17-20%, lo que se abastece directamente por la educación principalmente nueva y por la ciencia, que se desarrolla intensivamente. Rusia debe salir al nivel de las potencias mundiales líderes, que poseen, en vez de economía de materias primas, la infraestructura económica de tecnologías altas innovadoras; el papel de la educación en este proceso es primordial.
Entre las tendencias contemporáneas de fortalecimiento del sistema educativo de Rusia, se puede determinar dos direcciones más importantes – introducción de los sistemas de gerencia de calidad de educación y fortalecimiento de ciencia de instituciones de educación superior.
La primera dirección se relaciona, directamente, con el proceso de Bologna, al cual Rusia ha unido, hace tiempo. Recordaremos: el proceso de Bologna – es un complejo de acuerdos internacionales en la esfera de educación, que garantiza la igualdad de diplomas, la estructura única de educación superior (compuesta de bachillerado y magistrado) y la posibilidad para cada estudiante de elegir la institución de educación superior de cualesquier país, donde él/ella quisiera estudiar. De acuerdo con la declaración de Bologna, las mismas instituciones de educación son las primeras, que cargan con la responsabilidad de la calidad de educación superior. Con esto, el concepto de la calidad de educación abarca la docencia y el trabajo científico-investigativo, dirección y gerencia de la institución de educación superior, habilidad de satisfacer las necesidades de los estudiantes y prestación por las instituciones de educación superior de otros servicios al estado y a la sociedad.
El sistema de gerencia de calidad de educación se abastece por los estándares internacionales por ISO 9000. Cada institución de educación superior, que desea cotizarse altamente en el mercado de educación, puede y de-be introducir en su institución, el sistema de control de calidad de enseñanza, correspondiente a estos estándares mundiales. Muchas instituciones de educación superior rusas ya aplican esta práctica.
La segunda dirección, actualmente, centra la atención del Ministerio de educación y ciencia de Rusia, y se relaciona principalmente con la renovación del cuerpo intelectual de profesores principales de las mejores instituciones de educación superior, con la invitación de científicos más grandes, quienes cargarían con la responsabilidad de la Intensificación de investigaciones científicas en las instituciones de educación y del fortalecimiento de la parte científica en la instrucción profesional de estudiantes. El Ministerio de educación y ciencia de la Federación Rusa, ya en el año pasado, asignó aproximadamente, cuarenta “megagrantes” (megabecas) para eminentes científicos, quienes expresaron su acuerdo de trabajar en Rusia, y ellos ya trabajan fructíferamente, en una serie de instituciones de educación superior patrias.
Así, como por ejemplo, a la universidad Nacional investigadora nuclear MIFI (instituto Moscovita de ingenieros-físicos) han sido invitados nuestros ex compatriotas, que trabajaban durante un largo tiempo fuera del país – Yuriy Valentinovitch Efremenko, (Universidad de Tennessee, los Estados Unidos) y Igor Rufayilovitch Nabiyev, (univesidad Reims Champagne-Ardennes, Francia). Ellos ya han recibido estimación como elaboradores de decisiones innovadoras tecnológicas en la esfera de creación de los detectores de neutrino (Yu.V. Efremenko) y métodos de creación de nano- y biosistemas híbridos (I.R. Nabiyev), los análogos de los cuales no existen. Por eso, la actividad de estos y muchos otros científicos destacados en las instituciones rusas de educación superior y centros investigativos rusos debe colaborar al cambio cualitativo de la situación en la educación y en la ciencia, su traspaso al crecimiento intensivo y el desarrollo polifacético.